Maratón Ciudad de Sevilla 2014

Mirad, esto de debutar en un Maratón, al nivel del corredor popular, no se trata de nada épico ni mucho menos, imposible. Lo que yo les diga.

Cartel

Cada fin de semana en el mundo hay miles de personas que lo hacen.

Así que olvídense, esto a nuestro humilde nivel, no coloca a nadie en la élite deportiva mundial, ni hace que se ligue más, seas más guapo, bueno algo más delgado si que te deja…

Esto es para gente terca con la suficiente paciencia como para llevar a cabo una preparación más o menos exigente pero siempre rigurosa, con el fin de presentarse a la línea de salida de un maratón, con las garantías mínimas de llegar a la meta de la forma más digna posible y con algo de inconsciencia, el Maratón es algo serio y duro, como la minga de Nacho Vidal. Como te descuides te da por culo.

Punto.

Desde aquel bonito día en que mis amigos, Albert, Alberto, Uri y Xavier soltamos una especie de “no hay cojones” de correr la Cursa de la Mercé en Barcelona.

Grupo al que tiempo después se añadiría Ivan.

He recorrido un montón de kilómetros, he sufrido algunas lesiones, pero sobre todo en la mayoría de ocasiones he disfrutado del acto del correr en sí. (Qué cosas)

Recuerdo perfectamente que al final de aquella Cursa de la Mercé, llegando a la Avenida del Paralelo, pensé: “Y una mierda voy a correr medio maratón” (la cursa de la mercé son 10000 metros, una media maratón son 21097 metros, aclaración superficial y pedante pero puede que necesaria para el neófito en estas vicisitudes).

Uri ya había dejado caer que a él lo que le molaría era correr la Media Maratón de Granollers así que la posibilidad de correrla pasaba por la mente… en el momento que me enfrentaba al kilómetro 9 de aquella bonita carrera en mi querida Barcelona, no había lugar a dudas. ¡¡Por los cojones iba a correr yo más de diez kilómetros.. llevaba nueve y estaba muerto!!

Sí, corrí aquella Media Maratón solo cinco meses después y ahí atraco sentimental mediante aparecía el “tío velcro” (Ivan)

Y sí, lo habéis adivinado, durante mi primera Media Maratón, pensé “Y una mierda, voy a correr un puto Maratón”

El tema de correr un maratón aunque posible, debido a la exigencia de la distancia y las variopintas putadas que tanto tu cuerpo y mente están dispuestos a hacerte, no es una gilipolluá.

Los 42195 metros dan un respeto que te cagas, así que aunque lo tenía en el Background de mi extensa y azorada cabeza, para 2013 no lo contemplaba, Ivan se apuntó. Con el fin de ayudarle pensé en ir a aplaudirle durante su gesta, pero gracias a la Asociación de corredores a la cual orgullosamente pertenezco, corredors.cat se me abrió una posibilidad acojonante para vivir el Maratón desde otro punto de vista. Fui voluntario con los “corredors” en aquel maratón, estuve en el magggnifico kilometro 38, frente a la catedral de barcelona.

Cuando acabó aquel Maratón la decisión estaba tomada, yo tenía que vivir un maratón desde dentro.

Por circunstancias que ahora no vienen al caso, nos mudamos a Sevilla así que el maratón de mi debut sería el Sevillano.

Decidí que lo primero que tenía que hacer era saber si podría aguantar una plan de entranamiento para maratón, hoygan 60 kilometros semanales, no son ninguna gilipollez, así que una vez confirmado de que podría con esa preparación, hice un parón para descansar tras el cual hice dos planes seguidos (con una semana de descanso en medio) ¿resultado? pues que desde que decido intentar el plan, en abril de 2013 hasta el martes 18 que fue mi ultimo entrenamiento especifico para el maratón han pasado algo más de 1700 kilometros, un huevo de horas, alguna carrerilla suelta y una incertidumbre del recopón.

El miercoles 19, me levanto con el biceps femoral izquierdo saludando con la manita, me duele mucho, no me impide andar ni correr, pero duele, el día anterior tras el entrenamiento me fuí al huerto a trabajar un rato y sobrecargué ese músculo… a medio día, duchando a Bruc (mi perrete) el psoas izquierdo me arrea un viaje desde el culo hasta la parte delantera de la pierna que me hace ver las estrellas.

Les juro que aparte de cagarme en todo en veintitrés idiomas resumidos en un práctico y preciosamente armónico “¡¡¡hostias!!!” llegué a pensar que se acababa el maratón para mí… a las pocas horas la cosa remitía, tras pasar el primero de los momentos moñas del fin de semana, anti inflamatorios y alguna lágrima mediante, al día siguiente mejoraba mucho y el viernes por la mañana me dispuse a ir a recoger mi dorsal. Aproveché una oferta de masaje de descarga en la misma feria del corredor y salí prácticamente nuevo… y con esta cara de felicidad.
2014-02-21 11.58.23

El Sábado pasó rápido, entre el reencuentro con los dos nerdos y sin embargo hamijos, Uri e Iñigo paseo, cerveceo ligero y comilona en un italiano… nos fuimos para casa a ponernos en “barbecho”… un poco de interneteo, dar la brasa a los followers con lo del maratón, cena basada en pasta a lo bruto (sin hambre), preparación de los enseres para el maratón y a la cama.

Y llegamos al día en cuestión, la cosa empezó pronto, a las 4:30 ya estaba despierto, aguanté en la cama hasta las 5h, desayuno un poco más abundante de lo habitual, saco a Bruc a pasear, me visto de romano y me piro a por Uri al hotel y con él nos vamos al estadio olímpico de la cartuja, con mas frío que vergüenza nos desvestimos y nos fotografiamos para dejar un recuerdo al respective.
2014-02-23 08.28.28

Dejamos la bolsa en el guardarropa y nos vamos a ver si vemos a Iñigo, con la buena suerte que no hacemos más que salir y lo vemos llegar, ¡¡genial!! a las 8:30 era la hora de la foto “corredors.cat” frente al arco de salida. Pero no llego ni de coña, así que prefiero no agobiarme

Así que me lo quito de la mente y nos vamos para la salida, trotando “cochineramente” echamos una meadita rápida… y dejamos a Uri en su cajón de salida, Iñigo y yo vamos al nuestro, nos percatamos que entre cajones no hay control así que la peña va echando para delante “invadiendo” cajones de salida que no les corresponde por sus marcas anteriores, obviando el hecho que con esa actitud no solo perjudican a los que sí tienen marca acreditada si no a ellos mismos.

Una vez dentro no puedo evitar tener ganas de ir a echar un meo rápido, sé que es imposible tener ganas y que solo son nervios pero como la peña está haciendo lo suyo de cara a unos arbustos, fuera de los cajones, me dispongo a lo mismo… el tema del cagarcio y mearcio pre-carrera es algo digno de estudio, ya puedes haber hecho lo tuyo antes de meterte en el cajón, pero como te descuides antes de salir, tienes ganas.

En fin que aguita rápida y de nuevo en el cajón, le digo a Iñigo que aunque parezca mentira aún no tengo sensación de que estoy en una línea de salida de un maratón… todo es muy parecido a las otras carreras en las que he corrido, sé que me esperan algo más de 42k pero no tengo para nada la presión de la distancia… lo único que sé es que todos los nervios, ansiedad y dolores que he pasado en los últimos días han desaparecido, preparo el GPS y en los altavoces de la organización comienza a sonar Highway To Hell de AC/DC, ese es nuestro sonar de clarines y a lo taurino salimos los 9000 por patas a enfrentarnos ante el magnifico reto que nos hemos propuesto.

De los primeros kilómetros poco puedo decirles, me pasan en un suspiro el ritmo es el adecuado, puede que un pelín más rápido de lo que pensaba, pero voy tremendamente cómodo, cero molestias. Iñigo me libera de la tarea de buscar agua en los avituallamientos, me dice que tire y que me olvide del tema y a pesar de que me da algo de corte accedo, va dándome conversación, el tío, ha corrido unos cuantos maratones y disputados unos cuantos Iron Man se ha propuesto, como hizo con Ivan en el Maratón de Barcelona de 2013, no solo acompañarme, si no asistirme, de hacerme de “liebre” y de entrenador.

Lo confieso muchos kilometros despues le dije que más que una liebre era un puto erizo porque pinchaba por todos lados.

Llegamos al kilometro 10 sin darme ni cuenta, no sé cual es mi tiempo aunque Iñigo me lo dice solo sé que de vez en cuando me suelta un “vamos de puta madre tío” habíamos acordado ir a buscar el 1:45 en media maratón. Cuando pasamos cerca de la Maestranza, veo a Jaume Leiva y le saludo, tal como “habíamos quedado” por twitter.

Ver a un campeón como él en la cuneta animando, un tío que es poseedor de una zancada poderosa que le permite acariciar el asfalto, da un poco de cosica. Pero da en justa medida que tipo de persona es. Estoy convencidísimo que en cuanto se recupere de la lesión que le ha apartado por una temporada del asfalto, volverá con más fuerza y conseguirá lo que se proponga, como le dije por twitter a él mismo, por dos razones una porque tiene capacidad para hacerla y dos porque se lo merece.

En fin dejo atrás al gran Leiva, estoy a tope de ánimo y de fuerzas, el ritmo que llevamos es el esperado siento las piernas bien, el ritmo cardiaco es el esperado y me siento de puta madre, van pasando los kilometros que es un contento. Iñigo que viene con los “Drinking Runners” ve a uno de sus compañeros @raimundo_z, un crack, se nos une y compartimos buena parte de la carrera… los kilometros pasan y voy realmente bien, Iñigo me pregunta por mis sensaciones y solo puedo decirle que hubiera firmado llegar así que estaba bien muy bien… llegamos a la media maratón y la pasamos 1:44:19

Voy cojonudo, pero sé que lo duro me espera a la vuelta de la esquina, sol he pasado 4 veces de los treinta kilometros y nunca a ese ritmo, vamos aguantando bien… me cruzo con un Correcat, cuyo nick no tengo cojones a recordar, se trata de un tipo de “frente despejada” y barba generosa, charlo con el unas frases y tiro para delante, no mucho más tarde adelanto a Andreu con el que también comparto un par de comentarios “Correcat Sevillano” me llama el muy xDDD

DSC01267

A partir del 25 empiezo a sentir que algo no va bien del todo, pero intento aguantar… Iñigo se da cuenta sin que le diga nada que algo pasa, he bajado el ritmo y mi respiración es irregular, tengo problemas de flato me duele una barbaridad no he querido decir nada, me aconseja bajar el ritmo, regular la respiración y relajar la zancaja, lo hago pero la cadera derecha (la que me acojonó vivo durante los días previos) me saluda, con la manita a modo de pinchazos intensos… cosa que hace que vuelva al tipo de zancada anterior ya que tal como estaba corriendo no me dolía… me recupero llegamos al treinta, la cadera de vez en cuando pincha, y cada vez que bebo agua vuelve el flato… Iñigo me insiste con lo de la zancada pero ya no puedo más y le digo que no puedo que si cambio me duele mucho y obviamente me deja tranquilo, estamos en el 30 ahí es donde empieza el maratón. Y es donde “el señor del mazo” vive… solo oigo a a mi pequeño pepito grillo con acento vasco decir “vas bien, tío”, “relájate”, “lo estás haciendo genial”, “aguantas de puta madre”, “solo manten el ritmo” y si miro el reloj me riñe… así pasamos los kilometros… llegamos a la plaza de españa, el entorno es bonito de la hostia, pero no puedo disfrutarlo estoy sufriendo cosa mala.

Karna04b

Solo pienso que me quedan solo 10 kilometros que eso es poco e intento visualizar una tirada de 10k. Salimos del parque de Maria Luisa y el flato vuelve con rabia, miro el pulsometro y veo que las pulsaciones están muy altas, quiero aflojar un poco, relajo un poco, la cadera y su puta madre vuelven ahí… me he tirado toda la carrera con una pequeña molestia en el pie izquierdo como si una pequeña piedra se hubiera metido entre mi empeine y el de la zapa…al pasar por delante del ayuntamiento de Sevilla, esa pequeña molestia era insoportable era como si me clavaran un punzón… sé que iñigo me habla, juro que sé que me habla pero no le “hoygo” solo pensaba “Aquí está el hijo de puta del mazo” me está dando duro, las pulsaciones muy muy altas, me duele la cadera muchísimo y ese cabronazo pinchandome con un puto picahielos en el pie… en la mente dos palabras que se repetian una y otra vez “no paro” ese hijo de puta no podrá conmigo, hoy no. Esta es la pinta que lucía este nerdo con gafas al principio de la visita del puto tío del mazo.

Karna03

Iñigo está ahí, y le escucho perfectamente decirme “por tu padre no te pares” no le respondo mi mente solo tiene una cosa clara “no paro” hoy no. (con el careto que tiene en la foto no queda mucho margen XD)

No tengo ni folla de cuantos kilometros me tiré así, creo que sobre seis… pasamos el puente de la barqueta, los carteles que indican el estadio olimpico animan, voy tirando como puedo, escuchamos a la gente en el estadio veo el cartel del kilometro cuarenta y se me saltan las lagrimas, “puedo, puedo” sé que Iñigo me habla, le respondo pero no puedo…

IMG_6056

Kilómetro 41, escucho a unas chicas saludar a ese “corredors” me giro y es a mí saco una miaja de energia para saludar y agradecer con la mirada, me han insuflado un poco de fuerza, poco despues escucho mi nick, conozco la voz me giro y es Leiva, me dice que me ve de puta madre, yo pienso que estoy fundido, me anima a seguir, me dice que el maratón es mío y le dejo con una gran sonrisa. Joer puto crack, pienso… iñigo me dice que ya estamos… vemos el arco de entrada que da acceso al estadio.. Andreu me da lija pero bien, me pregunta que si me sabe mal, le digo que no que como mucho puedo picarme pero que nada más.

Pasamos el glorioso arco de entrada al estadio, una puta cuesta abajo larga obviamente en comparación al luminoso día y aunque está iluminada está la diferencia hace que parezca que está algo oscuro, al fondo la luz y el sonido… piso el tartan y solo digo “madre, mía” no puedo dejar de decirlo mientras las lágrimas piden sitio… encaro la recta y en un acto sin explicación, acelero, paso la meta a 4:16 dos minutos antes le había dicho a Iñigo que no le daría un hachazo en meta… y se lo doy… Karna07

Fue como si todo el dolor que había generado mi cuerpo tuviera que salir de golpe, no sé el tiempo… me giro abrazo a iñigo, medio lloriqueando y nos ponemos a estirar… y en la soledad del ejercicio dejo que salga todo.

Verán todo el que me conoce en un entorno familiar lo sabe, no soy de lágrima fácil pues créanme, la Mariana aquella de “Los ricos tambien lloran” la alegría de la huerta a mí lado.

Una chica me coloca mi medallica, y en ese momento soy el tío más feliz del mundo, tan feliz como orgulloso… la máxima que dice “El dolor pasa, el orgullo queda” llega a mi mente. En ese momento no puedo ser más feliz, lo he conseguido, hostias soy un puto maratoniano. Ya lo tengo, me ha costado un huevo.

Estos son los números oficiales:
Resultado Maratón

Y este el momento foto, con el tío que me ayudó a conseguir el reto:

2014-02-23 13.04.15

Se lo he dicho un huevo de veces, pero no dejaré de hacerlo, gracias, gracias, gracias y gracias.

Algún día quiero hacer por alguien lo que tu has hecho por mí.

El orgullo y la felicidad que siento en parte es gracias a Iñigo, un tío de esos que aparece un día en tu vida y se cuela para dejar huella. Un jrande de la hostia, lo que yo les diga.

Una vez hecha la foto, rulo una imagen de mi crono por twitter para los colegas y me doy cuenta que andan preocupados porque Uri no aparece en los parciales. Como estamos cerca de la hora estimada de llegada del niño cabrón, junto con Salu y Laia nos vamos a la tribuna, Iñigo nos deja porque tiene que salir del hotel y no le daría tiempo a todo… cuando vamos a sentarnos en la tribuna pienso en ir al baño… acto de micción que me impide ver al nerdo y sin embargo amigo entrar en meta… cagonto… le digo a Salu de ir a por él a la salida de los corredores… cuando estamos llegando le veo.. con su medallica puesta y no puedo evitar de acordarme de lo que le dijo Xavier cuando Uri acabó su primer maratón de montaña y le saludo de igual forma “Maratonianoooooooooooo” me sonríe y nos fundimos en un abrazo.

Vamos a por su bolsa, preceptiva fotico del palo “día del orgullo medallil”
2014-02-23 14.00.01

Ojo camisetacas, Uri la del PunkTrail del Pont de Vilomara y yo una de Finisher “Iron Nerd” que tuvo a bien regalarme Iñigo hace un tiempo pero que no era digno para ponerme, ahora sí. Ahora sí que puedo decir, soy corredor de fondo, soy maratoniano, soy un chulo de la hostia que como se descuiden me casco la medallica hasta para ir a por el pan.

Y con esto se acaba la chapa sobre el Maratón de Sevilla 2014, jracias, disculpen y enhorabuena por haber leído las 3006 palabras que tiene…

2014-02-23 18.54.59

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s