Maratón de Barcelona 2013

En cuanto me enteré que Ivan correría el maratón decidí ir a animarle al kilometro treinta y con ello ayudarle a pasar el muro. Se presentó la oportunidad a través de corredors.cat de ser parte del equipo de voluntarios que montan cada año (o al menos desde hace unos cuantos) y no me lo pensé dos veces me apunté, me pareció una idea cojonuda.

Ya que no me sentía preparado para correr le maratón, podría vivir desde dentro la carrera y al fin y al cabo con ello “pagar” la deuda que todo atleta arrastra para con la gente que ofrecen su trabajo en ocasiones solo por un bocata y por la sonrisa de un corredor.

Pues bien, me apunté.

17032013167

Inexplicablemente el día del maratón me despierto a las dos de la mañana, los ojos como platos, no puedo dormir, no es hasta las tres que me levanto, me pongo a mirar los resultados de la F1 twitteo una gilipollez y me duermo. Cuando vuelvo a despertarme, me doy cuenta que voy tarde.. había puesto el reloj una hora mas tarde. Así que salto de la cama, me afeito, me tomo el café y la tostada, saco a Bruc a dar su paseo matinal (esta vez mas corto de lo normal) y salgo a la calle echando hostias para no perder el tren de las 7:35 por la mañana me había encontrado las calles húmedas pero cuando pillo el camino del tren llueve. Menos mal que había pillado la gorra, me la pongo cierro el cortavientos que nos han dado para los voluntarios y arreando.

Cuando llego a la renfe llego un poco pronto, veo a algún corredor que va bien de tiempo, el de las 7:05 es el tren correcto para ellos.. bueno en realidad es el último razonable. Como voy vestido de voluntario alguno se queda mirando pero poco más. Por el resto, pues críos borrachos, olor a gel de ducha, colonia, réflex, costo y marihuana mezclado, pasa el de y cinco y lo dejo pasar, había quedado con un matrimonio de los correcats en el tren de la media.

En fin que cuando llega el tren me subo los busco pero no los encuentro. Así que me siento y a pasar el rato.. .cuando llego a Plaza Catalunya un corredor me pregunta si es esa la parada buena. Me asombro porque son las 8:05 le digo que la siguiente es la buena, pero que no se entretenga que va justísimo de tiempo. Me responde “si yo te contara”, le deseo suerte y se cierran las puertas.

En fin que me reuno con las personas con las que había quedado y no nos habíamos visto y tiramos para la catedral, allí inmediatamente me pongo en faena, organizando mesas.. la organización las ha dejado muy arriba justo al lado de la curva y las bajamos todas un buen trozo.

Preparamos las mesas, las llenamos de botellas, las abrimos sin quitarles el tapon y hacemos la foto de rigor, un Harlem Shake.

Nos mosqueamos un poco con la organización ya que tienen ordenes, por escrito de no bajar de los camiones más que el agua justa. Quien organiza el tema discute con el camionero y bajo promesa de no abrir más palets de los necesarios conseguimos que nos dejen cuatro palets (dos en cada lado) más de agua. No es cuestión de ir moviendo palets cuando está la carrera en marcha.

Y en fin que entre unas cosas y otras.. empezamos a ver pasar a los atletas en “Hand Bike”

17032013164

Al rato vemos pasar a la cabeza de carrera, las instrucciones eran claras a los de la élite hay que ponerle la botella arriba y muy cerca de lo contrario no la cogen y siempre pillada por el cuello, para que ellos cojan la botella por la parte más ancha. Alargo el brazo y uno de ellos me pilla la botella.

17032013173-Cortada

Al ver la foto me doy cuenta que es el tercer clasificado.

No veas como van estos tíos.. madre mía.. treinta y ocho kilómetros y bajan zumbando.. al rato pasa Leiva el cual se lleva una ovación por nuestra parte.

17032013174

Y poco a poco van pasando los corredores, reconozco al abogado de una compañera de trabajo que coincidimos en el jucio de la extinción de contratos, estuvimos charlando un buen rato sobre running y me dijo que era rapidillo… joer rapidillo este cabrón sale desde el cajón de la elite.

Por el resto, pues que veo pasar a mucha gente, poco a poco vas pillándole el tranquillo a esto de dar la botella de agua, y terminas por ver incluso a la gente que viene directamente a ti, veo pasar al tio tatuajes que me sorprende precisamente por eso cuando le miro el careto me doy cuenta que en efecto es Ajram… pos fale. También veo pasar a Jaikiki. Vamos dando animos pero los rapidos van a lo suyo, alguno te da las gracias al pillarte el agua pero poco más.

Veo las liebres de 3:45, creo porque no paro de mirar a la gente por si quiero agua, y pienso que Ivan si no ha pasado y eso que he estado pendiente tiene que estar apuntito y yo a lo mio. Dando ánimos y agua por partes iguales.. al rato veo aparecer a Ivan por el lado contrario al que estoy levanto los brazos y me vé, nos soltamos cuatro gritos, le doy el agua… a Iñigo mas que verle le escucho y a su colega Carlos (otro crack) igual. Misión cumplida no solo he animado a mis amigos si no que encima les “he repostado”. Me ha hecho mucha ilusión ver a ivan, le veo muy bien, buen paso y buena cara. Pienso que llega seguro y se me queda la cara de gilipollas un rato puesta.

Cuando el pelotón empieza a hacerse pequeño en un momento en el que vuelvo de la mesa de pillar agua, me aparece Xavier. Realmente no sé que hostias le dije o me dijo.. solo que le escucho decir “Esperaba esto casi tanto como la meta” y nos fundimos en un abrazo.. “joer tío, que locura” le separo para poder verle bien porque no me lo creo, dejo las botellas de agua que llevo en la mano me lo miro y vuelvo a abrazarle. Me pide agua y le digo si quiere isotónica, pero me dice que no.. nos sonreímos y vuelve a su batalla. Le veo bien, mucho más lento de su ritmo normal, pero le veo bien y sé que si ha llegado hasta aquí la gloria de la meta es suya. Pienso en twittearlo pero pienso en que mejor sea él quien dé la noticia, es parte de su premio y no se lo voy a quitar.

El grupo de corredores de más de cuatro horas en meta, es el más agradecido… algunos van pasadísimos, les animas por su nombre y te lo agradecen en ocasiones solo hace falta que te miren y les ves agradecidos.

Veo a un hombre con un chico con parálisis cerebral, en una silla de ruedas de las que usan en el día a día no una adaptada.. ¡¡con lo que pesa!! Le llamo por su nombre y le animo con un “con dos cojones, tira tio que la meta es tuya” me mira agradecido y a mi se me hincha el pecho de orgullo.

Lo mejor del voluntariado en este tipo de carrera y a esa altura es que la gente agradece muchísimo ya no solo el agua si no el ánimo que les das. Algunos hasta se emocionan.. sobre todos los de la cola del pelotón a los que tratamos de forma especial hicimos un pasillo y no les obligábamos a pasar por medio, aplaudiéndoles y haciéndoles la ola. A la gente se le saltaban las lagrimas y nosotros encantados con ayudarles al menos a llegar al siguiente avituallamiento.

Muy emocionante, de verdad uno se marcha a casa con el recuerdo de muchas caras de personas al límite de su capacidad pero que aún tenían fuerzas para agradecerte con una sonrisa el ánimo que les dabas.

Menudo contraste entre los corredores de elite, gente que mas que correr vuela y la gente que acaba el maratón en la cola.

Y para mí hoy más que nunca son unos héroes tanto los unos como los otros. La gloria está ahí solo tienes que ir a buscarla.

Cómo cosas curiosas, pues que yo también ví a McEnroe y Borg, al tío de la pelota de baloncesto a más de uno con indumentaria a lo “San Patricio”, a dos Minnie Mouse (obviamente eran tipos robustos) a un tío con mallas de leopardo que causaron furor

DSC_1613

Pero quien se llevo la palma fue a una japonesa, disfrazada de Super Mario, pero no ropa, si no con un disfraz de esos de espuma con los que se disfrazan la gente en los parques de atracciones, el cual incluia la cabeza y en la espalda un muñeco de Yossi. La pobre se echaba el contenido de las botellas dentro del calor que estaba pasando.

En fin que me quedo con las sonrisas los gracias y ver a “mis onvretones” en carrera.

A los héroes locales, después de haberles leído pues que enhorabuena por todo me han encantado las dos crónicas, espectaculares ambas. Que envidia sana me dais cabrones.

Iñigo, jodio estoy desde que acabé la primera media, ahora lo que estoy es ansioso por correr uno y sentir lo que se siente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s